Home

 

Bienvenidos a CLERA!

La Cámara de Legumbres de la República Argentina nació el 23 de Enero de 1975, cuando un pequeño grupo de empresarios argentinos, reunidos en una oficina cedida por la Cámara de Comercio, sita en el edificio de Florida 1 de la Capital Federal, soñó con una Entidad que los agrupara y que representara a todo el Sector de las Legumbres Secas. Deseaban asimismo que esa Entidad, que de este modo estaban fundando, incluyera a productores, corredores, brokers, exportadores, preparadores y comercializadores del mercado interno.

 

La creación de la entidad no fue fácil, ni tampoco rápida o gratuita. Pero pese a los inconvenientes, ese grupo de empresarios no tenía dudas de lo que creía y quería fundar. Simplemente, lo llevaron a cabo.

 

Algunos de esos once socios fundadores se mantienen aún en actividad dentro del sector, y continúan como socios de la Cámara, tal el caso de los Sres. José E. Olmedo y Tomás E. Ramsfelder.

 

Posteriormente otros empresarios continuaron con el cumplimiento de los objetivos de de la Institución, que aún hoy son:

 

• Crear vínculos de solidaridad y cooperación entre personas físicas e ideales que habitualmente produzcan, industrialicen y/o comercialicen legumbres y afines en nuestro país.

• Contribuir a la defensa, coordinación, estímulo y prestigio de sus integrantes en resguardo del interés general.

• Asesorar y representar a sus asociados en lo concerniente a lograr la mayor eficiencia y productividad en todas las etapas de comercialización de legumbres y productos afines y divulgar esos conocimientos.

 

Para el cumplimiento de esos objetivos, la Cámara representa al Sector ante las Autoridades Nacionales, Provinciales, Municipales, así como de Autoridades del extranjero y embajadas relacionadas y realiza ante los mismos las gestiones tendientes a resolver los problemas que puedan afectar a sus integrantes, como así también requerir que se adopten todas las medidas que favorezcan sus legítimos intereses.

 

También fomenta no sólo el mejoramiento de la producción de las distintas variedades de legumbres, sino que tiende al desarrollo de la calidad de las mismas. También es prioritario el intercambio comercial con todos los países del mundo y todo lo que signifique intensificar el consumo interno de las legumbres secas.

 

Organiza eventos y reuniones entre productores y comercializadores que tiendan a desarrollar nuevas posibilidades de mejorar producciones y la búsqueda de nuevos mercados para la producción nacional.

 

A pesar de lo ya realizado desde aquel año 1975, pareciera que recién empezamos de nuevo, ya que como dice el marino, “al avanzar el barco, sólo prolongamos el horizonte que nos espera”.

 

Hoy existen problemas, tal como existieron en 1975. Los solucionaremos con mayor ahínco que en aquel entonces, cuando se exportaban 65.000 ton de porotos, 1.000 ton de arvejas, 800 ton de garbanzos y 10.000 de lentejas.

 

Ahora los desafíos son de mayores producciones, mejores variedades, con una mejor calidad y mejor comercialización en un mundo globalizado, donde las comunicaciones son al instante y debemos estar informados de lo que demanda el mercado. Es decir, hoy se trata de producir para el mercado. Para ellos debemos saber y transferir ese conocimiento a todo el sector.

 

Este es el desafío del nuevo siglo que se avecina, y la Cámara de Legumbres se prepara a ello, aunque para ello necesita, obviamente, del apoyo de todo el sector, para que esa intercomunicación tenga sentido provechoso.

Síganos en Twitter  Twitter_logo-4 @legumbres